Nueva expresión monetaria, efectos sobre la economía

A partir del primero de octubre, el dinero en Venezuela, es decir, el bolívar tendrá una nueva escala y por consiguiente una nueva expresión monetaria: lo que ahora es 1 millón de bolívares (soberanos) equivaldrá a 1 bolívar (digital). A todos los precios y montos/importes que se expresan en bolívares, aunque siguen teniendo el mismo valor, se les suprimirán 6 ceros a la derecha, o para ser más exactos, se dividirán entre 1 millón. Decisión que se venía venir y que, a nuestro modo de ver es necesaria en la medida en que facilita las transacciones financieras diarias.

Esta nueva escala monetaria no tendrá ningún efecto en la economía porque todos los valores de las mercancías, incluyendo el valor del propio bolívar y el de la fuerza de trabajo permanecen iguales, lo único que está cambiando es su escala o patrón de medición y con ella la expresión o denominación. Aterricemos con un ejemplo: si 1 kilo de harina hoy tiene un precio igual a 4 millones de bolívares y el de arroz 4 millones también, podemos afirmar que el valor de 1 kilo de harina es igual al de 1 kilo de arroz, usted puede intercambiarlos 1 a 1. Si el salario es 7 millones de bolívares, su valor equivale a 1,75 kilos de harina o de arroz.

Si 1 dólar tiene un precio igual a 4 millones de bolívares entonces el valor de 1 dólar es igual al de 1 kilo de arroz o de harina.
A partir del primero de octubre, el precio de 1 kilo de harina será 4 bolívares, el del arroz, 4 bolívares, el salario 7 bolívares y el del dólar 4 bolívares. Los valores de estas mercancías y sobre todo la relación entre ellos, seguirán siendo los mismos, aunque sus expresiones monetarias hayan variado. Usted podrá seguir intercambiando 1 kilo de arroz por 1 de harina cuyo valor sigue siendo idéntico; con su salario podrá adquirir los mismos 1,75 kilos de harina o de arroz. Por su parte, 1 kilo de arroz o de harina seguirán siendo 1 dólar. En la economía todo permanecerá igual, su poder adquisitivo, su consumo, los niveles de producción, solo que con 6 ceros menos a la derecha.

El valor del dinero no varía con esta medida. El bolívar ni se aprecia ni se deprecia. De hecho, se lee en el comunicado del BCV: “La introducción del bolívar digital no afecta el valor de la moneda: es decir, el bolívar no valdrá ni más ni menos, solo que para facilitar su uso se está llevando a una escala monetaria más sencilla”. Lo que se busca es hacer más fácil las transacciones diarias y contables, por ejemplo, evitar que fraccionen un monto de 100.000.000 de bolívares para que pueda pasar la tarjeta de débito en un punto de venta que solo permite introducir 6 ceros; o que tengamos que cargar fajos de billetes. Aprovechamos para comentar que no queda clara la divisibilidad del dinero ¿cómo haremos para pagar en efectivo lo que, por ejemplo, tiene un precio igual a 1,5 bolívares si la menor expresión, a lo que al cono monetario se refiere, es una moneda equivalente a 1 bolívar?

Sigue leyendo en la web